9 Comentarios

  1. 1

    Manuel Delgado

    Agradezco mucho a mi amiga Irene Perez-Schael por su dedicatoria, por el rigor y por la pasión que puso al escribir este artículo.
    Ciertamente, en los últimos años me ha tocado ver el mundo desde la ventana de esta enfermedad y debo admitir que mi vida se ha transformado: en primer lugar, aprendiendo a aceptar lo que no se puede cambiar y en segundo, haciendo lo que esté a nuestro alcance para luchar y vivir el tiempo que nos queda lo mejor posible. Este mes, acabo de pasar por el proceso de la DBS y todavía no he visto los resultados.
    Como dice el escritor y columnista Michael Kingsley, “tener Parkinson es como envejecer, pero mas rápido” y como pertenecemos a una generación cuya esperanza de vida es mas larga, ahora podemos ser jóvenes hasta para envejecer.
    En este mes de Junio acabo de pasar por la intervención quirúrgica DBS y agradezco a los doctores Salazar, en Manresa, España y Cosgrove y Paulson en el Brigham & Womens Hospital de Boston el haberme intervenido y ahora solo estoy esperando ser conectado.

    Responder
  2. 2

    maria isabel peña

    Estupendo artículo Irene..!
    Gracias por las luces de manera sencilla de una enfermedad tan compleja y con tanto por descubrir aun.
    Leí, que bailar es una de las terapias mas útiles para aliviar los síntomas… y creo que coincide con tú información.
    Me pregunto si el apoyo afectivo y psicológico pueda ser una herramienta?
    Maria Isabel Peña

    Responder
  3. 3

    Carolina Izquiel

    Gracias por este artículo tan completo e interesante. La intervencion me resulta genial y esperanzadora. No solo puede mejorar la clinica del paciente sino que tambien reduce los efectos secundarios de los medicamentos. Ojalá la tecnología siga avanzando en este sentido. Me imagino neuroestimuladores “inteligentes” que permitan al individuo conocer y controlar los sintomas ajustando el mismo los montos de estimulación. Fascinante el potencial en los trastornos psquiatricos combinado con psicoterapia y ejercicio. Gracias de nuevo.

    Responder
  4. 4

    Ignacio Cardona

    Que interesante artículo. Gracias.
    Yo agregaría que con el afecto que va repartiendo el afectado por esta enfermedad, también nos vamos curando todos.

    Responder
  5. 5

    William Abramovits

    Manolín:
    Irene Perez-Schael te ha hecho una gran distinción al dedicarte este artículo tan soberanamente bien investigado y escrito.
    Qué hay de montar caballo?
    Espero verte pronto y muy recuperado – aunque no sé de que porque para mi siempre te has visto chévere. Un fuerte abrazo, William.

    Responder
  6. 6

    Irene Pérez Schael

    Es para mí un honor agradecer todos sus comentarios, particularmente el de mi amigo muy especial.
    Para contestar algunas de sus inquietudes y enriquecer el artículo les agrego los siguientes enlaces:

    http://miradorsalud.com/la-neuroplasticidad-una-via-mejorar-cerebro/

    http://miradorsalud.com/mindfulness-un-entrenamiento-para-ser-mejores-personas/

    http://miradorsalud.com/cortisol-edad-funcion-cognitiva-estres/

    Infinitas gracias

    Responder
  7. 7

    José Luis Quintero

    Gracias. Excelente. Hay alguien en Vzla que aplique el tratamiento?Saludos

    Responder
    1. 7.1

      Mirador Salud

      Creo que no José Luis…

      Responder
  8. 8

    María Soledad Tapia

    Querida Irene:
    Gracias por este artículo tan completo y serio. Me llega muy cerca pues mi mamá tiene 85 años y sufre de Parkinson desde hace 10 años. Ella es un ejemplo para todos nosotros pues lleva su enfermedad con dignidad y valentía, rodeada del amor y comprensión de sus hijos, nietos, familiares y amigos. En Caracas la trataba el Dr. Roberto Weiser, neurólogo y ex-presidente de la Sociedad Venezolana de Neurología, y en Barinas, donde vive, la Dra. Iraima Matos, neuróloga, quien la visita y examina amorosamente en casa: de las cosas buenas del interior.
    El Dr. Gabriel Salazar la vio en uno de sus viajes a Caracas. Es un encanto. Mi mamá lo recuerda como “el doctor que me puso a bailar”. El Dr. Salazar la tomó en sus brazos como pareja de baile y le ponía pistas visuales en el piso de manera que ella tratase de extender sus piernas, alcanzarlas y así, avanzar en su marcha. En Venezuela hay excelentes neurólogos y no se si se hace la intervención. En mi madre nunca se consideró por lo avanzado de la edad.
    Es de resaltar la grave situación de escasez de medicamentos de la que son víctimas los pacientes con Parkinson en Venezuela desde 2015. En 2016, el medicamento Sinamet se empezó a distribuir nuevamente luego de cuatro meses de desabastecimiento cuando el Ministerio de Salud decidió dejar de distribuirlo a través del Servicio Autónomo de Elaboraciones Farmacéuticas (Sefar) y delegó la venta a la red de farmacias Farmatodo. Los pacientes con parkinson deben registrarse para obtener tres cajas de la medicina pero la deuda de otros cuatro fármacos para tratar la enfermedad continuaba. El Sinamet es uno de los cinco fármacos para tratar el parkinson que tiene el principio activo levodopa. Aún faltaba la importación de Madopar, Stalevo y Mirapex porque no se puede tratar la enfermedad con un solo medicamento. Mi madre está inscrita y estamos recibiendo Sinemet y Madopar.
    Ante el pánico de que mi mamá quede sin medicación por la incertidumbre del suministro, nos hemos constituido en una red familiar y de amigos que nos envían y traen los medicamentos del exterior. Pero muchos enfermos con cuentan con esa ventaja.
    Hay mucha literatura sobre un ejercicio muy beneficioso: pedalear
    Vean este video:
    https://www.youtube.com/watch?v=DCFW2eLgcco

    Gracias Irene, y un abrazo a Manuel.
    María Soledad Tapia

    Responder

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos de la misma categoría

Mirador Salud 2016 - Todos los Derechos Reservados
SOLUCIÓN WEB POR WEBTUS - INBOUND MARKETING INTELIGENTE

Suscríbete y recibe lo nuevo que tenemos para ti

x