7 Comentarios

  1. 1

    geyna rivas

    excelente articulo muy util toda la informacion

    Responder
    1. 1.1

      Mirador Salud

      Estimada Geyna Rivas,

      Gracias por su comentario.

      Saludos,
      MiradorSalud

      Responder
  2. 2

    Elizabeth

    excelente informacion gracias crei que los frijoles eran malos para el colesterol

    Responder
  3. 3

    Rodolfo Pineda

    gracias excelente información yo pensaba que las lentejas eran malas para el colesterol

    Responder
  4. 4

    Edilberto

    Me gusta los granos pero me producen flatulencias. ¿Qué debo hacer?

    Responder
  5. 5

    Jorge Tur

    Y el gran problema de las leguminosas son las leptinas y sus perjuicios a la salud que ustedes no mencionan. Hay que ser objetivos y así como se extienden en enumerar sus ventajas también deberían valorar sus desventajas y riesgos.

    Responder
    1. 5.1

      Mirador Salud

      En efecto, las leguminosas contienen leptinas que ha sido incluida en el término de factor “antinutricional” junto a otros compuestos como el ácido fítico, pues afectan el valor nutricional de algunas semillas disminuyendo la asimilación de nutrientes, o causando efectos fisiológicos no deseables, hasta llegar a ser tóxicos.

      Queremos recordarle que nunca comemos lentejas y frijoles crudos. Las leptinas son termolábiles y se inactivan al cocinar los granos. Es muy importante seguir los pasos de remojo y de cocción.
      Recomedamos esta revisión sobre el tema: http://www.scielo.org.co/pdf/bsaa/v7n1/v7n1a07.pdf Interesante leer algunas conclusiones:
      Si bien los factores antinutricionales en su estado natural tienen efectos adversos sobre el aprovechamiento de nutrientes, o sobre la salud; estudios recientes han demostrado que no resultan perjudiciales en pequeñas cantidades. De otro lado, los factores antinutricionales que son termolábiles, son inactivados o destruidos mediante prácticas como la cocción, el escaldado, el tostado y la extrusión; las cuales a excepción de la extrusión son aplicadas de forma cotidiana en la preparación de alimentos; los factores termoestables pueden eliminarse mediante la combinación de otros métodos sencillos como la germinación, el remojo, la fermentación, la cocción y/o el escaldado; produciendo adicionalmente un aumento en la digestibilidad y mejoramiento de las propiedades organolépticas de las semillas tratadas.

      Responder

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Artículos de la misma categoría

Mirador Salud 2016 - Todos los Derechos Reservados
SOLUCIÓN WEB POR WEBTUS - INBOUND MARKETING INTELIGENTE

Suscríbete y recibe lo nuevo que tenemos para ti

x